Cuando sepas de mi…

Cuando sepas de mi, tú disimula. No les cuentes de mi, ni que estuvimos juntos. No les expliques lo que yo fui para ti, ni lo que habríamos sido, de no ser por los dos.

En primera, porque jamas te creerían, pensaran que exageras, te dirán que se te paso la mano con la medicación, que nada ni nadie puedo ser tan verdadero ni tan cierto. Te tomaran por loco, se reirán de tú pena y te empujaran a seguir adelante diciéndote que mejores cosas vienen , porque esa es la manera que tienen los demás de hacernos olvidar.

Cuando sepas de mi, tú calla y sonríe. No te preocupes en preguntar que tal me va, si me fue mal no tardaran en hacertelo saber y con todo lujo de detalles; ya veras, poco a poco irán naufragando restos de mi historia contra la orilla de tu nueva vida, pedazos de recuerdos varados en la única playa del mundo donde ya no saldrá mas el sol. Y si me fue bien, tampoco tardarás en enterarte, no te preocupes,  intentaran ensombrecer tu alegría con mis supuestos éxitos como alcohol para las heridas. Pero de nuevo, te vendrá todo a destiempo porque que saben ellos de tu alegría? yo que la he tenido entre mis manos! yo que la pude tutear como quien tutea a la felicidad!!, pero ellos…

Bueno, a lo que iba, nadie puede imaginar lo que sentirías cuando sepas de mi. Nadie puede y nadie debe, hazme caso en esto!.

Sentirás el dolor de esa ecuación que creíamos resuelta por ser incapaces de despejarla hasta el final, sentirás el eco de esa pregunta que jamas pudo cerrar su signo de interrogación, sentirás un: Que hubiera pasado si…? pero sobre todo, sentirás que algo sigue creciendo entre nosotros incluso cuando nos separamos. Un NO tan grande como el vacío que dejamos y un SI tan pequeño como el de uno que siempre termina cediendo.

Pero tu aguanta, resiste! hazte y hazme el favor, que no se te note. Que nadie note esos ojos tuyos subrayados de agua y sal!.

Pero eso si…cuando sepas de mi,intenta no volver a nuestros recuerdos,piensa que llevaran días, meses o incluso años vagando y mendigando por ahí, abrazándose a cualquier excusa para pronunciarse en la espera de que alguien los recuerde. Son aquellos recuerdos que fabricamos juntos con las mismas manos que construyeron un futuro que no fue. Son esas anécdotas tontas que solo a nosotros nos causaban risa, escritas en un idioma que nadie entendía, un lenguaje que con los años, dejamos de practicar como las lenguas nativas que se olvidan en manos de algún paladar nuevo.

Si algún día sabes de mi, eso significara muchas cosas:

-La primera: Que por MUCHO que lo intenté, no logré irme tan lejos de ti como yo quería.

-La segunda: Que por MUCHO que lo deseaste, tu tampoco pudiste quedarte cerca de donde alguna vez fuimos felices.

-La tercera: Que tu mundo y el mio, siguen con pronostico estable dentro de la gravedad. Y para nuestra buena o mala suerte, nuestro mundo es redondo.

-Y la cuarta, por hacer la lista finita, que cualquier resta es en realidad una suma disfrazada de cero, una vuelta a cualquier lugar menos del que se comenzó.

Ahora bien, nada de esto debería turbar o alterar tu existencia el día que sepas de mi, nada de todo esto debería dejarte mal. Piensa que tu y yo pudimos con todo. Piensa que todo se pudo y todo se tuvo hasta el final!. Me basta saber que algún día mi recuerdo volverá a sonar en tus oídos y en esos labios que ahora abres a cualquiera cuando cuentan cosas sobre mi. De esta misma manera, cuando me cuenten cosas sobre ti, tendré la certeza de que guardas intacto mi recuerdo como yo guardo intacto el tuyo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s