La desviación…

¿En qué momento las cosas se vuelven tan complicadas?  Estas manejando sobre la carretera, la carretera tiene una vertiente, otro camino, una desviación… No sabes que hacer, el camino recto te es tan familiar porque tienes años manejando en esa carretera. Pero de pronto, hubo un derrumbe y la carretera tiene meses en reparación, por lo tanto se tuvo que abrir un atajo en el cual el camino es rocoso, terroso y lento.

Muchas veces nos han dicho que no tengamos miedo de correr riesgos, de eso se trata la vida no ? Nos dicen que los cambios son buenos, que si no te avientas a lo desconocido jamás vas a saber lo que existe más allá de tu zona de confort, después viene la frase típica: No tengas miedo. Qué chingados! ¿Cómo no voy a tener miedo? La verdad es que causa pánico. Me gusta la carretera en la que llevo años manejando, me gusta el destino que tiene y me gustan sus paisajes a pesar de los días grises. Pero entonces, en que jodido momento se derrumbó que ni cuenta me di?  Pensé que seguía igual de bonita y placentera hasta que mi carro empezó a tener fallas de tanto chingazo que le metía. Y bueno, de pronto vi la desviación, estaba a unos kilómetros al frente, claramente decía PRECAUCION BAJE LA VELOCIDAD pero no, una es terca y entre levantando polvo, molesta porque me vi obligada a cambiar de ruta.

No me gusta la desviación, es complicada, muchas vueltas, es rocosa y sobre todo más larga. Extraño la carretera a pesar de saber que si sigo en ella, tarde o temprano mi carro va dejar de funcionar y probablemente me quede tirada sin haber llegado a mi destino, o tal vez si llegue a mi destino pero en malas condiciones y tampoco quiero eso. Consciente de esto, decido agarrar el atajo con tranquilidad, no veo lo que hay al final del camino, tampoco sé si aquella carretera algún día va a ser igual de bonita como lo era antes, lo único que se y entiendo es que la reparación de una carretera es para mejorar y si te están dando un atajo es porque te va a llevar al mismo destino, solo que con otros panoramas que tarde o temprano te resultan familiares.

Si, da miedo el no saber lo que hay enfrente y si te dicen que no tengas miedo contéstales “Si, si tengo miedo”  solo tú sabes en que momento lo dejas de tener, lo importante es estar consiente de tu miedo para después entenderlo.

 

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Hey Christine, beautifully written from the heart. Love you 🙂

    Me gusta

    1. vertientee dice:

      Thanks mom 🙂 love you too

      Me gusta

    1. vertientee dice:

      Muchas gracias Claudia! 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s